martes, 3 de enero de 2012

Censo 2011: en la mayoría de los departamentos se redujo la población

RESULTADOS. Los datos preliminares del Censo 2011 indican que la cantidad de personas promedio por hogar, por departamento, bajó de 3 a 2,8. El promedio de personas en Montevideo es de 2,7, frente a 3 en el 2004. En el litoral del país los hogares son más numerosos y Salto es el departamento con el mayor promedio nacional: 3,3.
El promedio de hijos nacidos vivos para las mujeres menores a 49 años en Montevideo es de 2,2, mientras que en el resto del país es de 2,7. Para las mujeres de 20 años el promedio de hijos es uno.
El 52,1% de la población son mujeres y en Montevideo hay 54%. Durazno, Flores, San José y Soriano tienen una paridad entre la población masculina y femenina. El índice de masculinidad indica que hasta menores de 20 años, cada 100 mujeres hay 103 o 105 hombres; pero a medida que se avanza la edad esa relación disminuye.
Los departamentos con población más envejecida son Lavalleja y Montevideo. La capital del país tiene el mayor índice de envejecimiento, es decir que cada 100 niños nacidos, hay 81 personas mayores de 65 años.
Canelones y Maldonado son los principales receptores de población. De los residentes del país 2,4% son nacidas en el exterior. El 35% de las personas que llegaron al país entre 2000 y 2005 son argentinos y el 17% son brasileños.
A nivel educativo, el censo refleja que hay en promedio un 1,6% de la población menor de 60 años que no sabe leer ni escribir. Montevideo registra el guarismo más bajo (0,7%) y Rivera el más alto (3,7%).

´

Nalbarte y Calvo reconocieron "errores de planificación y falta de recursos humanos", en la implementación del Censo 2011. Sin embargo, descartaron que las omisiones y la lentitud del conteo previsto para septiembre repercuta en la calidad de la información.
Nalbarte aseguró que la prolongación en el tiempo del relevamiento no supuso un mayor esfuerzo presupuestal. Según dijo, "alargar el período tiene incrementos marginales, porque a los encuestadores se les paga a destajo y lo único que suman son los salarios de los supervisores".
Los costos estimados para el censo son de $ 276 millones y $ 9 millones para la encuesta de cobertura. Según se informó, la cifra sería similar a lo gastado en el año 1996.
En la conferencia de prensa se explicó que de los 41.000 inscriptos para realizar el censo, apenas 6.000 fueron capacitados. El desinterés por la tarea y el bajo desempleo fueron las causantes de la deficiencia de recursos humanos, explicó la directora.
El hecho derivó en que esta última semana trabajarán apenas 80 censistas en todo el país, dijo Calvo.
Más allá del reconocimiento de los errores, los directores del INE defendieron la realización del censo "de derecho". Calvo señaló que en su opinión "no habría que hacer una revisión del criterio metodológico del censo de derecho".
En el mismo sentido, Nalbarte recomendó seguir haciendo el censo de derecho y no volver al viejo sistema (de hecho). Aunque agregó que se debería mejorar el trabajo de organización. "Trabajar en un censo de hecho implica tener 80.000 censistas en un día. Eso quiere decir que se juegan todos los boletos ese día y los planes B ahí no existen", acotó.
Ante la polémica generada por las demoras en la realización del censo y el pedido de renuncia que hizo la oposición, Nalbarte dijo ayer que tiene su cargo a disposición. "Uno tiene la expectativa de terminar la tarea, pero como todo cargo, el mío está a disposición", indicó.
Por su parte, el diputado nacionalista Javier García insistió en la remoción de Nalbarte del INE. El legislador dijo a El País que "el papelón del año fue el censo y ahora se tiene que trabajar para restablecer la confiabilidad del instituto".

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Te invitamos a compartir tu opinión.