martes, 9 de abril de 2013

Polanco del Yi, a orillas del río Yi, Florida


El último censo había dado un diagnóstico casi letal para el pequeño pueblo de Polanco del Yi, ubicado a orillas del río Yi, en Florida, en el límite con Durazno. De 2004 a 2011 el lugar perdió más de la mitad de su población. Solo quedaban 38 habitantes y más casas vacías (28) que casas ocupadas (16).
Esa realidad fue reflejada por una nota de El País el pasado 19 de agosto, como ejemplo de un gran número de pueblos del interior que por el constante éxodo hacia las ciudades, la falta de servicios y la baja oferta laboral tienden a desaparecer.
Ante esa situación, una serie de personas que nacieron y se criaron en Polanco del Yi, pero que luego habían ido dejando el lugar, estuvieron lejos de resignarse y prefirieron poner manos a la obra para sacar adelante su viejo pueblo.
Así, bajo el lema de "Reencuentro de exresidentes", comenzó una intensa convocatoria por Facebook, por radios locales y con carteles colgados en algunas ciudades cercanas al pueblo para reunir a los antiguos pobladores del lugar.
Alejandra Berrondo, la principal organizadora del evento, contó a El País que aquella nota "los tocó en el orgullo" en un sentido "positivo". "Vimos lo que estaba pasando con el lugar donde nacimos y nos criamos y nos dimos cuenta que teníamos que hacer algo", explicó la mujer que ya hace años se mudó de Polanco del Yi.
Tras muchos mails y llamadas, en enero se hizo la primera reunión y decenas de personas se agolparon en el parador del pueblo. En esa instancia se planificó el evento central, que se haría en Semana Santa.
Llegó el sábado 30 de marzo y, de repente, Polanco del Yi explotó. Cientos de personas llegaron desde todos los rincones del país para sacudir al pueblo de esa larga siesta que hace años estaba durmiendo.
Arribó gente de la zona (Sarandí Grande, Villa del Carmen, Florida, Durazno) y gente desde Montevideo, Tacuarembó y Salto. Además, llegó gente desde Argentina, México y España. Nadie se lo quería perder. De alguna forma, todos sentían que estaban ahí para sostener a Polanco del Yi, para no dejar que el pueblo desaparezca.
Los organizadores calcularon que en total hubo más de 500 personas, incluyendo a quienes estaban acampando junto al río Yi, que también se sumaron.
Cono Fabián Sánchez, que es supervisor de Juntas Locales de la Intendencia de Florida, contó que lleva 26 años trabajando en la comuna, pero que nunca había visto un evento así en Polanco del Yi.
"La cantidad de gente que hubo fue algo único, fue la primera vez que vi ese movimiento en el pueblo. Nunca pensé que podía tener tanta convocatoria el evento", dijo el empleado municipal.

Los veteranos del pueblo, que están acostumbrados a vivir todo el año solos y ver las calles vacías, no podían creer todo el movimiento generado. Los que habían vuelto después de muchos años eran pura alegría, entre risas y abrazos por el reencuentro.
El sentimiento era común, se vivía un clima de fiesta y había una profunda emoción por todo lo que estaba ocurriendo en ese paraje remoto. Era el reencuentro entre gente que no se veía hace 30 ó 40 años. El reencuentro de primos, de tíos, de vecinos. Eran miles de historias de aquel viejo pueblo que volvían a ser contadas.
"A los más viejos le dolían los huesos, pero todos coincidían en que era algo que nunca se había visto en el lugar. Fue una alegría terrible, era algo que no tenía precedentes", contó Berrondo, la organizadora.
INFORMATE MÁS en los grupos de Facebook de La Academia, Paso de los Toros, mantenete actualizado. Prof.SlekisRiffel

ÉPOCA DORADA. Pedro Pisano  tiene 64 años y hace más de 20 que se fue de Polanco del Yi, después de criarse ahí. Él recuerda la "época dorada" del pueblo, cuando había trabajo y la gente no tenía que irse a las ciudades. Dice que cuando era chico en la escuela eran 120 alumnos, mientras hoy son menos de 12.
Al llegar el sábado a la actividad en el pueblo, Pisano se sintió muy emocionado. "Se pasó muy bien, fue una linda movida en un pueblo que ha quedado desintegrado. Fue una oportunidad para encontrarme con gente con la que me crié, con gente que hacía más de 30 años que no veía", dijo Pisano y agregó que hubo gente que no pudo ir, pero que llamó para saludar.
Otra persona que se emocionó como hacía tiempo que no lo hacía fue Haydée Suárez. Esta mujer de 86 años, que nació y se crió allí, llegó al evento en silla de ruedas y pasó horas disfrutando con sus hijos y nietos, que se volvieron a juntar luego de muchos años.
Cuando se planificó la jornada de reencuentro se pensó en hacer actividades que resultaran atractivas para toda la familia. Además, se supo que la Intendencia de Florida daría su apoyo, por lo cual se pudo pensar en organizar algo más grande de lo que los vecinos por sí solos podían lograr.
De esa forma, a las 17 horas del sábado, en el parador que está en el camping, comenzó el evento. Primero se realizó un desfile con vestidos antiguos de novia, que fueron prestados por la Iglesia de San Cono.
Luego hubo unos breves discursos. Habló la intendenta interina de Florida, Sonia Díaz, que se refirió a las gestiones que se hacen ante el Ministerio de Transporte para que pavimente la ruta 42 que conecta Polanco del Yi con Sarandí Grande (ver aparte).
Después, habló Berrondo y repasó la historia del pueblo, que entre sus primeros pobladores tuvo a excombatientes de una serie de enfrentamientos entre blancos y colorados.
Más tarde, se hizo el certamen "Miss Río Yi", en el cual participaron 16 jóvenes de entre 15 y 25 años. Resultó ganadora Candela García, oriunda de Cerro Chato.
Para el final se presentó un grupo tropical de Villa del Carmen, siguió la cantante Bilda Blanchet y el cierre estuvo a cargo de un grupo de mariachis que hizo levantarse a todos de sus lugares. Era la una de la mañana y todos seguían bailando.
El compromiso al cierre fue reencontrarse el año que viene, en la próxima Semana Santa, con la esperanza de realizar un evento más grande y de volver a sumar esfuerzos para que el pueblo no muera.

Reclaman que se pavimente la ruta


El principal reclamo de los vecinos de Polanco del Yi es para que se pavimente la ruta 42, que une el pueblo con Sarandí Grande, la ciudad más cercana.
Al día de hoy la condición de ese camino de tierra es desastrosa, e incluso hay taxis que ya se están negando a viajar hasta el pueblo. Eso hace que la gente comience a quedar, en cierta forma, aislada. Con este evento, los vecinos entienden que es una forma de mostrar la vitalidad que tiene el pueblo y de hacer oír su reclamo.
Desde la Intendencia de Florida dijeron a El País que el jefe municipal, Carlos Enciso, ha "cursado notas al Ministerio de Transporte y Obras Públicas pidiendo por la pavimentación del camino", aunque de momento parecería no haber una respuesta clara.
La sensación que comparten los vecinos y pobladores de Polanco del Yi es que si ese camino estuviera en buenas condiciones la vida en el lugar sería realmente otra, dado que sería mucho más fácil conectarse con los servicios de las ciudades próximas.
"Con una buena ruta sería otra vida para el pueblo de Polanco del Yi, con eso cambiaría todo", dijo uno de los vecinos del lugar.

Las cifras


38

Es la cantidad de gente que viven durante el año en el pueblo de Polanco del Yi, en Florida, una cifra que cae año a año.

16

Es la cantidad de hogares que están ocupados en el pueblo, mientras que 28 están vacíos, según los datos del último censo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Te invitamos a compartir tu opinión.